Pedagogía de la vida y la muerte

Divider

¿Por qué la formación?

La pedagogía de la vida y la muerte en niños es un tema crucial que merece nuestra atención y reflexión. A menudo, la sociedad tiende a evitar hablar de la muerte en relación con los niños, con la creencia errónea de que esto podría amargar sus vidas. Sin embargo, todo lo contrario es cierto: abordar el tema de la muerte de manera adecuada puede darle un valor y un sentido profundo a la vida de los más jóvenes. 

Cuando un niño se enfrenta a la pérdida de un ser querido, ya sea un familiar, un amigo o incluso una mascota, puede ser una experiencia abrumadora. En ese momento, los padres y educadores pueden encontrarse sin estrategias para enfrentarse a la situación, principalmente porque el estado anímico puede no ser el más receptivo. Es esencial adoptar una estrategia que combine la prevención y la intervención en el proceso de duelo infantil. Esto facilitará la tarea de proporcionar pautas para ayudar a nuestros hijos o alumnos en un momento tan delicado.

Prevención en educación (familia y escuela)

Educar teniendo en cuenta la muerte significa partir de su idea no ir hacia ella. No se trata de detenerse en los detalles más tristes y tenebrosos, se pretende normalizar su presencia aprovechando oportunidades cotidianas o provocando situaciones de aprendizaje a través de actividades, de la literatura infantil o del cine. 

Intervención en el momento o después de una muerte

Cómo y cuándo informar de la muerte de un ser querido y actuación en el ámbito familiar y escolar.

“La muerte no es la mayor pérdida en la vida. La mayor pérdida es lo que muere dentro de nosotros mientras vivimos”

Norman Cousins

Hablar de muerte no significa amargar la vida, todo lo contrario, le da valor y sentido